Las fitovacunas vegetales, el nuevo método de prevención de enfermedades

Las fitovacunas vegetales

Queremos proteger nuestros cultivos y esto ya es una realidad gracias a las fitovacunas vegetales. Los avances en el conocimiento de los mecanismos de resistencia de las plantas a patógenos permiten desarrollar nuevas tecnologías y estrategias de protección vegetal más eficaces y respetuosas con el medio ambiente. Las fitovacunas se presentan como el nuevo método de prevención.

La primera cuestión a plantearse es: ¿Qué es una fitovacuna vegetal? La fitovacuna vegetal es una sustancia con acción sanitaria y bioestimulante que, aplicada al cultivo de forma preventiva y sistemática durante su ciclo, es capaz de activar la inmunidad innata de las plantas para poderse defender de los patógenos que causan enfermedades, minimizando y retrasando la aparición y virulencia de las mismas.

Las fitovacunas se presentan como el método más prometedor de entre las alternativas de control de patógenos, ya que no supone ningún tipo de riesgo, explica José Ignacio Castillo, Director de Investigación y Desarrollo de Lida Plant Research. Además de no presentar riesgos para el cultivo, con el uso de las fitovacunas podremos reducir el uso de pesticidas, sobre todo en la época de cosecha. De este modo, se consigue cumplir uno de los grandes objetivos fijados por la Unión Europea que es el garantizar un alto grado de protección de la salud humana, animal y del medio ambiente y a su vez, salvaguardar la competitividad de la agricultura comunitaria.

Ventajas de las fitovacunas vegetales

Las fitovacunas, cuyo origen proviene de la naturaleza, pues se encuentran en la propia pared celular de las plantas y también en la de ciertos microorganismos, presenta ventajas tanto para el cultivo como para el agricultor. Por un lado, con el uso de las fitovacunas los cultivos incrementan su calidad y cantidad de la producción final, ya que actúan como bioestimulantes, además de mejorar la calidad en post-recolección. En cuanto a la ventajas sobre el agricultor, este verá una mejora en la rentabilidad de su producción y una reducción de los costes de tratamientos, ya que al prevenir las enfermedades se reducen los tratamientos fitosanitarios.  Es la herramienta perfecta para la Gestión Integrada de Plagas (GIP). Son 100% seguras en su aplicación, destaca Castillo.

Tanto el punto de venta o distribución como el consumidor final también se verán beneficiados del uso de las fitovacunas, pues tienen la seguridad de trabajar con productos que cumplen las expectativas y exigencias del mercado actual.

 

 

2 Comentarios

  1. Excelente descubrimiento, que al estar disponible a los agricultores y productores de alimentos, podemos contar con una extraordinaria arma para defendernos de mejor manera ante los problemas derivados de las plagas y enfermedades, cada vez mas agresivas y abundantes, consecuencia del cambio climático, inadecuadas prácticas agrícolas, irracional uso de pesticidas, etc, y mas importante aún, la garantía de ser una herramienta amigable con el medio ambiente, con la salud humana y animal.
    Este y otros productos de LIDA serán bien aceptados por nuestros agricultores en Nicaragua. será posible que lo distribuyamos en nuestro país?, de ser afirmativo, me gustaría saber de los requisitos para su distribución y estamos a la orden para la comercialización en Nicaragua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *