Razones por las que no podemos subestimar la contaminación del suelo

contaminación del suelo

Los suelos desempeñan un papel fundamental en la seguridad alimentaria. Recuerda, el suelo es un recurso finito. Los alimentos que comemos, el agua que bebemos, el aire que respiramos, nuestra salud, los organismos… todo está vinculado a ellos, a los suelos. Te damos una cifra: se calcula que el 95% de nuestros alimentos se producen directa o indirectamente en los suelos; pero también te advertimos de algo: según la FAO “una amenaza invisible está poniendo en peligro los suelos y todo lo que nos ofrecen”.

Compartimos las razones por las que no podemos pasar por alto la contaminación de los suelos del planeta, según expone la FAO en uno de sus artículos:

  • La contaminación del suelo afecta a todos los ámbitos. Los alimentos y el agua que tomamos, nosotros y todos los organismos dependen de un suelo sano. Así lo constata la FAO: «El contenido de nutrientes de los tejidos de una planta está directamente relacionado con el contenido de nutrientes del suelo y su capacidad para intercambiar nutrientes y agua con las raíces de esa planta”.  
  • La contaminación del suelo es invisible. Un tercio de los suelos de nuestro planeta se encuentran en un estado moderado o muy degradado. ¿La razón? Ello se debe a la erosión, pérdida de carbono orgánico, la salinización, compactación, acidificación y la contaminación química. La FAO indica que para formar 1 cm de capa arable superficial se necesitan alrededor de 1000 años.
  • La contaminación del suelo afecta a su capacidad de filtrado. Los suelos ejercen de filtrado ante los contaminantes, pero su actuación es finita. 
  • La contaminación del suelo afecta a la seguridad alimentaria. Si se produce la reducción del rendimiento y la calidad de los cultivos, no podremos producir suficientes alimentos.
  • La contaminación del suelo puede ser resultado de malas prácticas agrícolas. Es por ello la apuesta por prácticas de producción agrícola sostenible para garantizar la seguridad alimentaria. 

En LIDA Plant Research trabajamos por una innovación verde y es por ello nuestra labor por el desarrollo de bioestimulantes agrícolas, un nuevo concepto complementario al uso de los fertilizantes; con su uso logramos aumentar la tolerancia de las plantas a efectos de estrés abiótico, ayudando a proteger y mejorar la calidad del suelo. Te dejamos más información sobre ellos: Los bioestimulantes para una agricultura sostenible.

Los bioestimulantes son productos capaces de contribuir al desarrollo socioeconómico y fomentar la innovación y la creación de conocimiento, y Lida Plant Research es pionera en este campo. 

Como apunta la FAO, “la prevención de esta contaminación debería ser una prioridad en todo el mundo”, pues debemos tener muy presente que los suelos “deben ser reconocidos y valorados por su capacidad productiva, así como su contribución alimentaria y al mantenimiento de servicios ecosistémicos clave”. 

Un comentario

  1. Es cierto, se requiere cuidar sus caracterízicas, químicas físicas y biológicas, además de cada ciclo balancear los nutrientes necesarios dejando reservas después de la cosecha, es muy importante estar aplicando compostas maduras y certificadas para mejorarlo cada vez más….saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *