¿Por qué las flores tienen color?

¿Te suena el nombre de los flavonoides? Se dice que es el término genérico con que se identifica a una serie de metabolitos secundarios de las plantas y se tratan de los pigmentos florales más extendidos. 

Los flavonoides que se encuentran en las flores absorben una parte del espectro de la luz, a la vez que reflejan y transmiten otra. Es por esta razón por la que el color que percibe el ojo humano es el que está en el espectro reflejado y transmitido, y que también viene determinado por la estructura y morfología de la superficie del pétalo, dado que en ocasiones puede haber células que ejercen una función semejante a los prismas que matizan los colores asociados a los pigmentos. 

“Solo se ha demostrado que los colores de las flores sirvan para una cosa: interaccionar con los polinizadores, fundamentalmente insectos y otros artrópodos, algunos pájaros y unos pocos mamíferos, expone Carmen Fenoll, catedrática de Fisiología Vegetal de la Universidad de Castilla La Mancha y presidenta de la Sociedad Española de Fisiología Vegetal, en un artículo publicado en elpaís.com. “Así que la explicación evolutiva de que las flores tengan pétalos coloreados es atraer a sus polinizadores”, añade la experta. Así lo demuestran estudios, como la investigación titulada con el nombre How to color a flower: on the optical principles of flower coloration realizada por un grupo de físicos y biólogos de la universidad de Groningen (Holanda), que demuestra que las flores se adaptan al sistema visual de los insectos, razón por la que las flores regulan cuánto refleja la luz solar y también la saturación de sus pigmentos.

El color de las flores

Así pues:

  • No todas las especies tienen flores coloreadas, de hecho las plantas antecesoras de las que conocemos hoy fueron en algún momento solo verdes -por la clorofila, principal responsable de la fotosíntesis- y no es por casualidad, sino que es el resultado de una larga historia evolutiva condicionada por el ambiente. 
  • Las plantas que no necesitan polinizadores suelen tener flores poco vistosas y sin colores.
  • Los pigmentos no solo se encuentran en las flores, sino que también se producen en el resto de la planta. Un dato importante es que juegan un papel fundamental en la protección del medio ambiente, como es filtrando los rayos UV dañinos.
  • Las flores que tienen colores distintos, incluso en una misma planta se debe a los llamados genes saltarines o transposones, son secuencias de ADN que llevan información genética para poder moverse dentro de los genomas de los seres vivos. Estos genes saltan de un sitio a otro y al caer en un gen que es el responsable del color de la flor, lo inactivan. El resultado de este proceso es que según el lugar donde salte ese transposón, la flor tendrá unos patrones cromáticos u otros.
  • Otra estrategia evolutiva de las flores es que aquellas que crecen a ras de suelo solo producen color en la cara visible de los pétalos, así ahorran recursos al no verse la otra cara. 

El color de las flores va mucho más allá de su función meramente estética. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *