Técnicas de producción para asegurar un cultivo de calidad

Técnicas de producción

La cosecha es fundamental para obtener un cultivo de calidad, pero existen factores precosecha que hay que tener en cuenta para maximizar la calidad de las hortalizas. Factores como la producción y manejo del suelo, selección de variedades, riego y majeo de plagas son clave para asegurar la calidad del cultivo.

Textura del suelo

Uno de los puntos importantes a tener en cuenta es la textura del suelo. Ponemos como ejemplo las zanahorias que producidas en suelo cenagoso presentan mayores concentraciones de terpenoides (compuestos químicos que imparten un sabor agrio) que las que producidas en suelo arenoso.

Riego

Durante la precosecha es fundamental que el suelo del cultivo tenga la humedad del suelo adecuada. Si un cultivo sufre extrés hídrico durante su temporada de crecimiento puede sufrir una alteración en el tamaño del órgano cosechable de la planta y ello dar lugar a frutos blandos o deshidratados. Por el contrario, si los cultivos están sujetos a un exceso de agua durante su temporada de crecimiento ello puede traducirse en una dilución de sólidos solubles y ácidos, afectando a su sabor y calidad nutricional.

Una de las recomendaciones para reducir la cantidad de agua de las hortalizas cosechadas y almacenadas y según indica el portal Agroalimentando es aplicar riegos de superficie o subsuperficie durante los días previos a la cosecha.

Plagas

Las plagas durante la época del crecimiento pueden afectar sobre la calidad de la poscosecha como por ejemplo con manchas visibles en la superficie del cultivo. Más allá de su aspecto visual, que repercute sobre la decisión de compra del consumidor, estas lesiones pueden dañar la superficie y a su vez causar perforaciones, un proceso que incrementa las probabilidades de enfermedades poscosecha.

Selección de variedades

Es muy importante conocer la etapa correcta para cultivar las distintas variedades de la cosecha, pues aquellos cultivos cosechados en la etapa incorrecta de madurez también mostrarán deficiencias en la calidad poscosecha.

Por ejemplo, frutas y hortalizas que son cosechadas mientras estén inmaduras tienen altas probabilidades de secarse y sufrir daños mecánicos. O en el caso de que sean cosechadas en una etapa de sobremaduración suelen presentar deficiencias en su sabor y textura. Otro ejemplo es su cosecha en fechas subóptimas que puede derivar a desordenes fisiológicos poscosecha.

Técnicas de producción con bioestimulantes

Para obtener un cultivo de calidad durante la precosecha los bioestimulantes ejercen un papel fundamental, como por ejemplo strensil de la línea plant bioestimulant de Lida Plant Research, un bioestimulante a base de silicato de glucosamina que mejora la resistencia mecánica de las células vasculares y epidérmicas de tallos, hojas y frutos, para conseguir plantas más fuertes y con más vigor. También otro de nuestros productos que mejoran la calidad de la precosecha es lidafol-KL de la línea plant nutrition, un promotor de la maduración del fruto que favorece los cambios metabólicos organolépticos que determinan su calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *