Los beneficios del uso de bioestimulantes: nutrición y protección de los cultivos

biotecnología y el medioambiente

“Existe una clara relación entre el crecimiento en la agricultura y la erradicación del hambre y la pobreza”, así lo dice la FAO en su página web. La sociedad se enfrenta a desafíos globales clave que son la creciente escasez y la degradación rápida de los recursos naturales, en un contexto marcado por la creciente demanda de alimentos y servicios procedentes de la agricultura. Lograr una agricultura sostenible basada en la innovación es uno de los principales retos del sector agroalimentario y los bioestimulantes contribuyen a que esto sea posible.

Los bioestimulantes son un complemento a la nutrición y protección de los cultivos, con capacidad para mejorar parámetros de calidad de los productos.

Compartimos las cinco razones por las que los bioestimulantes tienen la capacidad para alcanzar una agricultura sostenible. Información publicada por la EBIC (European Biostimulants Industry Consortium).

Cinco beneficios del uso de bioestimulantes

  1. Aumento de rendimiento: Los bioestimulantes proporcionan incremetos adicionales a los rendimientos de los cultivos.
  2. Mejoran la tolerancia de las plantas al estrés abiótico cuando se enfrentan a un estrés abiótico:¿Qué es el estrés abiótico? Es un término utilizado para describir el impacto negativo que la sequía, las temperaturas extremas y la salinidad ejercen sobre sobre las plantas. Con el uso de bioestimulantes se logra reforzar el vigor de las plantas y las hace más fuertes ante condicionantes anteriormente mencionados.
  3. Ayudan a los cultivos a asimilar nutrientes: Gracias a los bioestimulantes, las plantas obtienen nutrientes capaces de reducir los impactos no deseados en el medio ambiente, a la vez que aseguran que los agricultores tengan un mayor retorno en sus inversiones.
  4. Mejoran la calidad de los cultivos: Con su uso, el cultivo tiene una mayor calidad (contenido en azúcares, color, cuajado de los frutos, firmeza y absorción de nutrientes).
  5. Mejoran la sanidad de los suelos: Tienen la capacidad de ayudar al desarrollo de microorganismos beneficiosos para el suelo. Ello se traduce en suelos que retienen agua de forma más eficiente y su vez, terrenos con menos erosión.

Estamos ante productos capaces de contribuir al desarrollo socioeconómico y fomentar la innovación y la creación de conocimiento.

Para cerrar, compartimos los bioestimulantes con los que cuenta LIDA Plant Research:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *