Todo lo que no sabías de los bioestimulantes agrícolas

bioestimulantes agrícolas

¿Lo conoces todo sobre los bioestimulantes? ¿Y su relación con los fertilizantes? Partimos de que los bioestimulantes y los productos fitosanitarios pueden compartir productos comunes. Sin embargo, tienen funciones distintas.

Tomamos las palabras del profesor Patrick du Jardin de la Universidad de Liège Gembloux: “Los bioestimulantes se definen por lo que hacen, no por lo que son”. Así pues, los bioestimulantes tienen el potencial de mejorar la rentabilidad y competitividad agrícola, por su gran capacidad para contribuir a un aporte adecuado de alimentos sanos y asequibles, además de fomentar un sector agrícola más sostenible. Como apunta el documento publicado por la European Biostimulants Industry Consor (EBIC), “No considerar las diferencias entre los bioestimulantes y los productos fitosanitarios podría impedir seriamente la innovación y evitar que las compañías puedan introducir nuevos productos y tecnologías en el mercado”.

Cualidades de los bioestimulantes agrícolas

Llegado hasta aquí, pasamos a detallar una lista de lo de que debes saber de los bioestimulantes, según la EBIC.

  1. Los bioestimulantes se fabrican a partir de muchas sustancias y materias activas. Su función viene determinada por una serie de factores que incluyen la combinación y la concentración de componentes y de cómo, dónde y sobre qué cultivo se aplican. Como señala la EBIC, “es vital que la función determine su ámbito legislativo y NO un ingrediente aislado”.
  2. Existen muchos tipos de tecnologías de bioesmulantes. La palabra bioestimulante es un término genérico para designar a un rango de distintas tecnologías. Es por tanto que algunos bioestimulantes contienen un sola de esas tecnologías, mientras que otros son fruto de combinaciones de múltiples tecnologías.
  3. Hechos de microorganismos y sustancias. La mayoría de los bioestimulantes tienen una base biológica y suelen tener sustancias relativamente comunes, como las algas o los limones, dato que indica que sus formulaciones pueden ser difíciles de patentar.
  4. Ejercen una importante función sobre la salud de las plantas y en la optimización de la producción agrícola. Los bioestimulantes potencian la salud general y el vigor de las plantas.

¿Cuál es la diferencia entre bioestimulantes y fertilizantes?

Volviendo a uno de los puntos planteados al inicio del artículo, el papel de los bioestimulantes se aproxima al de los fertilizantes, aunque pueden establecerse diferencias. Según plantea la EBIC, los fertilizantes se fabrican en grandes cantidades y proveen los nutrientes minerales básicos a las plantas, mientras que los bioestimulantes se aplican normalmente en cantidades inferiores (tan sólo unos pocos litros o kilos por hectárea) y su aplicación contribuye a la calidad y rendimiento de los cultivos, además de a la tolerancia al estrés abiótico.

Cerramos con la siguiente frase formulada por la EBIC: Los bioestimulantes “ejercen el mismo papel en las plantas que las vitaminas y los suplementos alimenticios ejercen en los humanos”.

Si quieres saber más sobre el papel de los bioestimulantes en la agricultura, te dejamos con la entrevista a José Ignacio Castillo, Director del Departamento de I+D+i de Lida Plant Research.

Un comentario

  1. creo que desde que salieron a la venta los agronutrientes o bioestimulantes, han ayudado a mejorar rindes de frutos, y a mejorar la sostenibilidad agricola, además traen un costo beneficio justo!…saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *