Proponen reducir un 30% el uso de pesticidas en España

Un informe sobre la utilización de plaguicidas en España elaborado por la Fundación Vivo Sano y por el Fondo para la Defensa de la Salud Ambiental (Fodesam) propone una significativa reducción en el uso de fitosanitarios. Ambas entidades, que han solicitado reuniones con el Ministerio de Agricultura y otras administraciones, sugieren que España se marque el objetivo de reducir un 30% el uso de pesticidas de aquí a 2020, reduciendo así los riesgos para la salud y el medioambiente que conlleva su aplicación.

La Directiva de Uso Sostenible de Fitosanitarios, promulgada por la UE en 2009, obliga a los Estados miembros a la adopción de medidas para racionalizar el uso de plaguicidas. Esa obligación de racionalizar el uso de pesticidas se ha traducido en distinto modo en cada Estado. Gobiernos como el danés o el francés han optado por fijar a nivel legislativo un objetivo de reducción del uso de fitosanitarios, en tanto otros, como es el caso del gobierno español, decidieron promover medidas para un buen uso de los plaguicidas, pero sin fijar objetivos cuantitativos de reducción de uso como los marcados por otros países.

En el caso galo, el plan Ecophyto se propone una reducción del uso de plaguicidas de un 50% hasta 2018, si bien se está trabajando en una segunda versión del plan y se tienen dudas de que ese objetivo sea alcanzable. Los datos del Ministerio de Agricultura de Francia indican que entre 2008 y 2010 subió el uso de fitosanitarios un 2,6%, en tanto que en 2011 se registró una subida anual de un 2,7%. En 2012 sí se logró un descenso, de un 5,7%, por lo que el balance global del lustro 2008-2012 se saldó con una caída del 0,6% en el uso de plaguicidas. En Francia, además, se prohibirá el uso de fitosanitarios en parques públicos en 2020 y en jardines privados a partir de 2022.

La Fundación Vivo Sano y el Fondo para la Defensa de la Salud Ambiental (Fodesam) aspiran a que el gobierno español adopte medidas similares a las francesas. Ambas instituciones pretenden que el uso de plaguicidas se reduzca en España un 30% para 2020, para lo que entienden que se ha de apostar por el impulso a la agricultura ecológica y por prácticas alternativas al uso de fitosanitarios.

Francia prohibirá el uso de fitosanitarios en parques públicos en 2020

Con esa disminución del uso de plaguicidas, las dos entidades consideran que se reducirán problemas como la contaminación de aguas para consumo humano o la presencia de residuos en frutas y hortalizas. Según los datos que exponen en su informe, un 66% de españoles se muestra preocupado por la presencia de residuos de pesticidas en los alimentos (Eurobarómetro 2010). La eliminación de pesticidas con disruptores endocrinos, que potencialmente pueden afectar al sistema hormonal humano, es otra de las demandas de la Fundación Vivo Sano y de Fodesam.

Las propuestas recogidas en el informe sobre pesticidas en España incluyen medidas como impuestos que penalicen la producción y comercialización de fitosanitarios o la formación a los agricultores en métodos no químicos de gestión de plagas. En esa última línea, el Real Decreto 1311/2012, promulgado por el Ministerio de Agricultura, ya obliga a todos los agricultores a hacer uso de la gestión integrada de plagas, un método de producción que consiste en priorizar métodos de control de plagas no químicos (control biológico, prácticas de cultivo adecuadas, etc.). En Andalucía, de hecho, el gobierno autonómico ha anunciado que hará obligatorio el control biológico de plagas en invernadero.


Fuente: http://www.agroquimica.es/

 

 

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *