Los riesgos del cambio climático sobre los vinos españoles

cambio climático

Hemos llegado a un punto en que la cuestión latente gira en torno a saber cómo serán los vinos españoles frente al efecto del cambio climático. ¿Riesgos?

La acción del cambio climático sobre los vinos españoles forma parte del proyecto de investigación llamado “Cambio Climático y Viñedo en España”puesto en marcha por la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y publicado por EFEAGRO. A través de dicho informe conocemos claves para entender este fenómeno que destacamos a continuación.

Pros y contras cambio climático

El efecto del cambio provocará problemas para aquellos viñedos en los que no se invierta en adaptación y por el contrario tendrá repercusiones positivas como por ejemplo la existencia de un mayor número de heladas.

Sin embargo, el doctor ingeniero agrónomo Pablo Resco, especialista en COAG y autor del estudio subraya que el cambio climático provocará un mayor número de daños sobre la calidad y producción en los próximos años por la existencia de cambios climáticos más adversos en ciertas zonas del país. El informe detalla ejemplos de situaciones que podrán producirse, tales como:

  • En tierras del norte de España no habituales podrán elaborarse vinos de calidad en los próximos años.
  • En tierras del sur peninsular sufrirán problemas durante algunas vendimias.

Necesidades hídricas Norte-Sur

Tal y como indica Resco se prevé que “iremos a condiciones más secas” y añade que pese a la cualidad del viñedo de resistir a la sequía, muchas zonas necesitarán de mayores necesidades hídricas para mantener la calidad de los mismos.

Climas cálidos, más impactos

El calentamiento podría ser responsable de que los viñedos ubicados en los climas más cálidos del territorio español sufran un mayor impacto. Hablamos de los valles del Tajo, Guadiana, Guadalquivir y la costa del sudeste. Además, el calentamiento podría provocar que estos climas más calurosos asciendan en altitud llegando a extenderse hacia el interior.

Más sequías

Las proyecciones vaticinan que los climas muy secos crecerán por todo el sur peninsular y las cuencas baja y media de los ríos Duero y Ebro, un hecho que daría lugar a mayores necesidades hídricas del viñedo.

Las alteraciones provocadas por el cambio climático no solo afectarán a la fenología de la vid, sino también sobre los patrones de enfermedades y plagas, añade el experto. En definitiva, un estrés térmico e hídrico que sufrirán este cultivo. Los productos que recomendamos desde Lida Plant Research que están más directamente relacionados con dicha situación son primarenc, norcaren y el agristren (productos de acción antiestresante específicos).

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *