Bioestres, el estrés en el reino vegetal

El control del estrés en los cultivos se ha convertido en una prioridad para la agricultura. La inestabilidad ambiental conducida por el cambio climático conlleva a que los cultivos cada vez estén más sometidos a todo tipo de estrés. La sequía, la salinidad, las temperaturas extremas y las deficiencias de nutrientes se convierten en contextos que limitan el crecimiento, el desarrollo y la productividad de las plantas.

Un artículo reciente, publicado en Journal of Experimental Botany por investigadores de INIA y de las universidades Politécnica de Madrid (UPM) y de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) sacan a relucir el papel multifacético de los factores de transcripción genéticos que modulan tanto el tiempo de floración o el crecimiento de raíces y brotes como la tolerancia a distintos tipos de estrés abiótico. (publicación: CDF transcription factors: plant regulators to deal with extreme environmental conditions). 

Intervenir en el metabolismo primario de las plantas es fundamental para mejorar su desarrollo, vigor, rendimiento y calidad.

Qué es el bioestres

El estrés ambiental o, más específicamente, el estrés abiótico, se refiere a todos aquellos factores físicos del entorno que pueden influir de manera negativa en el crecimiento y la productividad de las plantas. En este sentido, intervenir en el metabolismo primario de las plantas es fundamental para mejorar su desarrollo, vigor, rendimiento y calidad.

Cómo beneficiar el crecimiento de los cultivos

En LIDA Plant Research hemos sido capaces de mejorar la calidad de los cultivos, para que sean más tolerantes frente a efectos adversos de estrés abiótico. ¿Cómo? Gracias a nuestra innovadora investigación en bioestimulantes que son capaces de:

  1. Aumentar el rendimiento: los bioestimulantes proporcionan incrementos adicionales a los rendimientos de los cultivos.
  2. Como ya hemos mencionado, mejorar la tolerancia de las plantas al estrés abiótico: con su uso logramos reforzar el vigor de las plantas y las hace más fuertes ante condicionantes anteriormente mencionados.
  3. Ayudar a los cultivos a asimilar nutrientes: gracias a los bioestimulantes, las plantas obtienen nutrientes capaces de reducir los impactos no deseados en el medio ambiente, a la vez que aseguran que los agricultores tengan un mayor retorno en sus inversiones.
  4. Mejorar la calidad de los cultivos: el cultivo tiene una mayor calidad (contenido en azúcares, color, cuajado de los frutos, firmeza y absorción de nutrientes).
  5. Mejorar la sanidad de los suelos: tienen la capacidad de ayudar al desarrollo de microorganismos beneficiosos para el suelo. Ello se traduce en suelos que retienen agua de forma más eficiente y su vez, terrenos con menos erosión.

Podemos abordar algunos de los desafíos más importantes a los que se enfrenta la agricultura con el uso de los bioestimulantes, teniendo presente que el objetivo es trabajar en mejorar la salud y reducir el riesgo para el consumidor.Asimismo, estamos ante productos capaces de contribuir al desarrollo socioeconómico, fomentar la innovación y la creación de conocimiento.

Para cerrar, compartimos los bioestimulantes con los que cuenta LIDA Plant Research través del siguiente enlace: Plant biostimulants

Un comentario

  1. En la actualidad ha habido cambios en el clima ambiental, asì como en el erroneo manejo de suelo`s y la falta de cultura de la aplicaciòn de microorganismos benèficos en ellos, por eso los rendimientos aun tienen mucho potencial por manifestarse en muchas tierras del mundo, los bioestimulantes son una muy buena opciòn a la agricultura moderna….saludos desde Guadalajara Mèxico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *